ACEVEDO COLON &
VELEZ WAMPL

acvw@quiebras.com

Dirección Postal:

PO Box 4617
Carolina, PR 00984-4617

Dirección Física:

Avenida Fragoso
Frente a JCPenney
de Plaza Carolina
Ver Mapa

Tel. (787) 768-0085

Sobre la Industria de cobro y el consumidor

Publicado 30/12/08
Por JL Acevedo Colón

La deuda de consumo en Estados Unidos alcanzó $2.59 trillones en septiembre pasado, un aumento de 6.9 billones sobre el mes anterior. Hace unos días el presidente del Better Business Bureau, Sr. David Polino anticipó un incremento a nivel explosivo, en toda la industria de cobro de deudas.

En Estados Unidos existen unas 5,500 agencias de cobro que realizaron sobre un billón de contactos a los consumidores durante el año 2007. Los métodos utilizados para el cobro han ido evolucionando y son cada día más eficientes dando paso a un mercado secundario en que muchas cuentas a cobrar cambian de manos y se mantiene la gestión de cobro cuando ya parecía que se olvidarían del deudor.

Los beneficios obtenidos por la industria de crédito en la nueva ley de quiebra del año 2005 también han contribuido a hacer más difícil al consumidor obtener un alivio bajo la ley haciendo más costoso y complicado el proceso. Como resultado de la nueva ley de quiebra de 2005 se favoreció a la industria de crédito y todavía hoy se siguen radicando muchos menos casos de quiebra que antes del año 2005, no empece la realidad económica tan precaria en muchos hogares.

Es anticipable que la crisis financiera actual de paso a la explosión anticipada por Polino pues los bancos están padeciendo el atraso en sus cuentas como no se daba en mucho tiempo. El uso de tecnología más sofisticada está siendo utilizada por la industria de cobro para conocer más sobre los deudores y cuales deudas son efectivamente recuperables.

Generalmente la industria de crédito refiere para cobro pasados 90 días de incumplimiento. La gestión de cobro puede iniciarse con una llamada de teléfono o por correo. Si no logran comunicarse con el deudor proceden a hacer una búsqueda vía internet que incluye tratar de obtener información sobre su lugar de trabajo, amigos y familiares, vecinos, etc., que puedan ofrecer información sobre como localizar al deudor. Se puede obtener así mucho más información, en menos tiempo y con menos costos. El cobrador tratará de hacer un plan de pago con el deudor una vez logre comunicarse. Cada día es más común que el consumidor logre pagar una suma global (‘lump sum’) que pequeñas cantidades a lo largo del tiempo.

Existe legislación federal (‘Fair debt collection act’) que intenta dar alguna protección al consumidor. Si el consumidor requiere una verificación de su deuda se le tiene que proveer y no puede continuarse la gestión de cobro hasta que se le notifique por escrito la verificación.

La gestión de cobro en el hogar solo puede hacerse entre los 8am y 9pm.

No puede el cobrador hacer gestión en su área de trabajo cuando su patrono o empleador lo tiene prohibido. No se supone tampoco que pregunten por su supervisor, su teléfono de trabajo, tiempo en el empleo u otra información relacionada al cobro de la deuda.

No puede proveerse información sobre la deuda a sus familiares, amigos, compañeros de trabajo y asociados. Se permite sin embargo obtener parte de sus dígitos de seguro social y dirección como una forma razonable de verificar su identidad. Se puede radicar querella en el Better Business Bureau.

La ley federal (‘Fair debt collection act’) no incluye a la industria de crédito en general (léase la banca). Esto presenta gran dificultad a los consumidores y los abogados de consumidores. La legislación está dirigida a la industria de cobro (agencias de cobro) pero no se extiende a la banca.