ACEVEDO COLON &
VELEZ WAMPL

acvw@quiebras.com

Dirección Postal:

PO Box 4617
Carolina, PR 00984-4617

Dirección Física:

Avenida Fragoso
Frente a JCPenney
de Plaza Carolina
Ver Mapa

Tel. (787) 768-0085

Propuesta Para Enmendar Legislación de Hogar Seguro de PR

Por Acevedo Colón & Vélez Wampl

Comentamos el pasado 23 de septiembre desde nuestro portal www.quiebras.com sobre la legislación de hogar seguro que entró en vigor el pasado mes de septiembre y que protege el hogar de una persona contra embargos por parte de acreedores. Es la "Ley para Establecer el Derecho de Hogar Seguro", Ley Núm. 195 de 13 de septiembre de 2011 ("Ley 195"). Se excluyen de esta protección las hipotecas en general, las deudas de contribuciones, deudas a contratistas para reparaciones del hogar, y personas bajo la protección de la ley de quiebra "...en cuyo caso aplicarán las disposiciones de dicho Código." Se refiere al código federal de quiebra.

Esta ley está siendo revisada por la legislatura para que aplique a los casos de quiebra también. Es el Proyecto del Senado 2551 de la reciente sesión legislativa.

No vemos una definición como tal de propiedad exenta en el código de quiebra ni bajo la legislación de Puerto Rico sobre exenciones. Se trata de propiedad que se le permite retener a un deudor frente a sus acreedores no sujeta a embargos o ejecución de sentencia, por considerarse necesaria para su subsistencia. Esta propiedad exenta no tiene valor alguno para los acreedores, solo para el deudor. Es un derecho que puede oponer el deudor frente a todo el mundo para proteger un mínimo de propiedad. Aplica solo a personas naturales, no jurídicas.

Nada se dispuso por la Ley 195 respecto a la propiedad personal de un deudor, es decir, sobre otra propiedad del deudor más allá de su hogar. La base de la ley de exenciones es la Constitución de Puerto Rico, Carta de Derechos, Artículo II, Sección 7, que dispone que las leyes determinarán un mínimo de propiedad y pertenencias no sujetas a embargo. Este articulo dispone que por ley se determinará qué propiedades y pertenencias no estén sujetas a ser arrebatas o embargadas por ser estas esenciales para la subsistencia. Entre estas propiedades y pertenencias protegidas bajo la legislación puertorriqueña están el hogar seguro, algunos muebles del hogar, automóviles públicos asegurados, los instrumentos y herramientas usadas para algunas ocupaciones, etc. La constitución no hace una lista de dichas propiedades con exactitud porque pueden variar con el tiempo. Deja a discreción de la Asamblea Legislativa proveer para tales casos.

La legislación vigente sobre propiedad personal exenta está en el Código de Enjuiciamiento Civil, 32 L.P.R.A., sec. 1130. El historial de esta legislación no indica enmiendas desde el año 1973 y es legislación del año 1933. Entre las exenciones vigentes observamos, para ilustración:

          -Mesas, sillas, escritorios y libros hasta $100. cada una.

          -El necesario ajuar de casa, de mesa y de cocina, incluyendo una máquina de coser, estufa y sus accesorios, camas, ropas y armaduras de camas hasta $200. cada uno y una vaca con su cría y una cerda con su crianza.

          -Utensilios de cultivo o instrumentos de labranza hasta $200.; semillas granos para plantaciones para 6 meses hasta $200.

          -Las herramientas de un mecánico o artesano hasta $300.

          -El vehículo de motor considerado instrumento de trabajo; limitado a $6,000. en cuanto a la responsabilidad civil proveniente de daños y perjuicios producidos a terceros por dicho vehículo.

          -La cabaña de un minero hasta $200.

          -Dos bueyes, dos caballos o dos mulas y sus arneses; y un carro, carreta, carromato o carretilla.

          -Neveras, cocinas, máquinas de lavar ropa hasta $200. cada uno ; radio receptores hasta $100., televisores hasta $250. y las planchas para el hogar.

Otras exenciones personales pueden encontrarse en otros códigos y títulos de leyes federales y de Puerto Rico. En la legislacion puertoriqueña puede verse:

                                           Título       Sección

                                               8           23

                                               9           2055(2)

                                              10          1035

                                              11          203(n)

                                              18          323, 361

                                              25          383

                                              26          1132, 1134, 1135, 3618

                                              29           705(1)

En los casos radicados en los tribunales de quiebra, la ley federal de quiebra permite que los estados puedan reglamentar las exenciones bajo las que los deudores pueden proteger propiedad tanto personal como su hogar. Permite también que los estados puedan optar no utilizar el sistema federal de exenciones y solo utilizar el estatal. Los estados pueden establecer más de un sistema de exenciones, otros pueden optar por utilizar solo el sistema federal o ambos. Puerto Rico nunca dispuso nada al respecto por lo que puede utilizarse el sistema federal o el puertorriqueño. Tradicionalmente los abogados de deudores en quiebra han utilizado el sistema federal de exenciones porque el valor de la propiedad personal a ser reclamado exento está más actualizado y provee mejores beneficios al deudor. Por ejemplo, bajo la ley de Puerto Rico no se provee exención para automóvil de uso personal tan necesario en el Puerto Rico de hoy. Esto podría cambiar si el deudor puede utilizar la nueva ley de hogar seguro de Puerto Rico en casos de quiebra, algo que incumbe a la Asamblea Legislativa, que no fue permitido por la Ley 195 y que está siendo revisada.

Asumiendo que se enmiende la Ley 195 para que un deudor en quiebra pueda reclamar hogar seguro bajo la ley de Puerto Rico en casos de quiebra, tendría que utilizar necesariamente las exenciones de Puerto Rico para su propiedad personal. En ese caso entraría en operación el Código de Enjuiciamiento Civil, 32 L.P.R.A. sec. 1130 y toda otra legislación complementaria de Puerto Rico. Si en los casos de quiebra el deudor tiene acceso a utilizar la exención absoluta de hogar seguro van a comenzar a radicarse casos utilizando las exenciones de Puerto Rico porque la exención de hogar seguro de Puerto Rico será mejor que la que provee la ley federal de quiebra. Alrededor de 14 estados proveen exención absoluta de hogar seguro como Puerto Rico.

Es necesario aclarar que la protección al hogar seguro no puede ser absoluta en el foro federal de quiebra aunque lo disponga la legislación de Puerto Rico. La reforma de la ley de quiebra de 2005 dispuso un límite a la exención del hogar seguro permitida por los estados hasta $146,450. por deudor o $292,900. por matrimonio si la propiedad fue adquirida dentro de los 1215 días (3.33 años) antes de la radicación de la quiebra. Pero aún cuando se haya adquirido la propiedad dentro de los 1215 días antes de la quiebra podría permitirse la exención si se cumplen otros requisitos. Otros topes también fueron establecidos para otras exenciones como por ej, planes de retiro cualificados. Las exenciones más importantes en la ley federal de quiebra están en el título 11 U.S.C. sec. 522(d).

El valor de las exenciones es ajustado cada tres años por aumentos en el costo de vida. Cuando se trata de un matrimonio, la protección aumenta. Desde el 1 de abril de 2010 hasta el 1 de abril de 2013 el valor de las exenciones federales más importantes son:

          -$21,625.00 por individuo en el valor de su residencia o de la residencia de sus dependientes o el doble $43,250.00 cuando es un matrimonio.

          -$3,450.00 por individuo en el valor de un automóvil.

          -$11,525.00 por individuo en el valor agregado de los muebles, enseres y misceláneas del hogar o $23,050.00 por matrimonio.

          -$1,450.00 por individuo en joyería o $2,900.00 por matrimonio.

          -$1,150.00 más hasta $10,825.00 de exención no utilizada en su hogar, por individuo, en cualquier cosa de valor o $2,300.00 mas $21,650.00 por matrimonio.

           -$2,175.00 por individuo en herramientas o equipo de trabajo utilizado para generar ingreso o $4,350.00 por matrimonio.

           -Su derecho a recibir ciertos beneficios como Seguro Social, Seguro por Desempleo, beneficios por veterano, asistencia pública, pensiones, no importa la cantidad.

           -Compensación por daños personales hasta $21,625.00.

           -Cuentas de retiro individual o fondos en planes de retiro cualificados acumulados, exentos de impuestos por el código de rentas internas federal, hasta $1,171,650.00 (por ej. planes 401k).

            Conclusión

Es necesario actualizar la legislación sobre hogar seguro para que aplique al foro federal de quiebra y es necesario actualizar las disposiciones de exención personal para que los valores y su aplicabilidad sean conforme a los cambios sociales y económicos ocurridos en las últimas décadas en Puerto Rico. Como punto de partida se debe considerar como modelo las exenciones que ya se proveen en la ley federal de quiebra. La Asamblea Legislativa tiene amplia discreción para establecer el régimen de exenciones de hogar seguro y de propiedad personal que considere apropiado. La Ley 195 de 2011 no tenía que excluir el hogar seguro en casos de quiebra. Como medida de justicia social consideramos apropiado sugerir un tope o limitaciones al hogar seguro similar al dispuesto por la ley federal. Proveer hogar seguro absoluto sin límite permite el abuso de que personas acaudaladas con hogares de millones de dólares de valor no tengan que responder por deudas con su hogar a sus acreedores. No es lo que pensaron los miembros de la Asamblea Constituyente en 1952 y nada tiene que ver con proveer asegurar un techo a una persona o familia.

En adición se debe aclarar que las disposiciones del artículo 4 de la ley 195, que el derecho no se entiende renunciado aún cuando se obtenga una hipoteca que grave la propiedad protegida. El exceso de valor del hogar sobre la deuda o gravamen por hipoteca es valor protegido como hogar seguro. Pero en la forma como quedó redactado podría dar la impresion que los hogares con hipoteca no están protegidos, lo que entendemos no fue la intención legislativa.