ACEVEDO COLON &
VELEZ WAMPL

acvw@quiebras.com

Dirección Postal:

PO Box 4617
Carolina, PR 00984-4617

Dirección Física:

Avenida Fragoso
Frente a JCPenney
de Plaza Carolina
Ver Mapa

Tel. (787) 768-0085

Mirada a la Desigualdad Extendida

Publicado 15/03/14
Por JL Acevedo Colón
Desde la cúspide de la iglesia católica en Roma, hasta los mas lejanos confines, la humanidad necesita un mejor conocimiento de sí misma. El propio Papa da a entender que la iglesia ha sido muy insensible ante la desigualdad, que es necesario una mejor integración de la iglesia y los pueblos. No sabemos hasta donde podrá influir el liderato del Papa, pero ciertamente define un derrotero. 
 
Al presente hay unos intereses económicos y políticos sumamente poderosos que controlan gran parte de lo que sucede en el mundo. Con la elección del Papa se aprovechó la ocasión para aplicar la pena de muerte, en Arabia Saudita, a siete jóvenes convictos de crimen de robo a comercios, unos siete años antes, cuando algunos de ellos eran menores de edad. El propio secretario de estado de EU, John Kerry,  había estado insistiendo en la conmutación de la pena de muerte de estos jóvenes.
 
Arabia Saudita es un importante aliado de EU. Es una monarquía que mantiene un control férreo sobre su gente. Las mujeres y las minorías étnicas en ese país carecen de muchos derechos humanos básicos. Su relación con EU en estos momentos no pasa por un buen momento pero no impide que tengan una buena relación al momento de controlar crisis como la ocurrida en Egipto, Libia, Syria, etc. Cuando la primavera árabe se extendió hacia Bahrein y amenazó la monarquía de este país, los sauditas invadieron inmediatamente. Lo interesante es que si es necesario dinero para tumbar el régimen de Syria, y proveer ayuda humanitaria, no faltará dinero. Es cuestión de aumentar el precio de la gasolina varios centavos el litro y el problema está resuelto. Pero la ayuda de Rusia a Syria ha hecho difícil lograr este objetivo. Dondequiera que haga falta recursos económicos los sauditas son la verdadera reserva monetaria y de producción de recursos. En menor grado también otras monarquías en las que no se conoce democracia.
 
Sin darnos cuenta compartimos un impuesto de guerra constante. Si la crisis en Syria, o donde sea, requiere más recursos terminaremos pagando más en el precio de la gasolina. Y si echamos un vistazo a la crisis que se ha creado en Ucrania uno podría pensar en el regreso de la guerra fría que vivimos desde la postguerra mundial. Pero la crisis contemporánea con Rusia no es ideológica como lo fue en el pasado. El control de la venta de gas natural y energía desde Rusia está siendo retado. En los próximos años se estima que EU podría estar mercadeando gas natural y petroleo con nuevas tecnologías que se han estado desarrollando. Aislar a Rusia de Europa, Irán, Syria, y de paso, otros grupos, como Hezbola en Líbano, fortalecería la venta de armamentos y la seguridad de las monarquías como la Saudita y un estado judío en Israel, particularmente cuando la invasión a Iraq ha sido un fiasco que ha costado cientos de miles de muertos y heridos y sobre un trillón de dólares perdidos. El reconocimiento de un estado judío en Israel implica que las minorías no judías seguirán siendo ciudadanos de segunda clase como lo han sido siempre, no importa si algún día llegaran a ser mayoría, lo que podría ocurrir en el futuro con la expansión territorial y ocupación de territorios palestinos. Hay envueltos más recursos naturales que podrían controlarse. Para Rusia representaría pérdidas considerables de mercado de recursos naturales y armas, y su influencia sobre la región árabe. Recientemente los sauditas han acordado “ayudar” a Líbano con armamentos que va a suplir Francia por tres billones de dolares. El gobierno “socialista” de Francia ha dado un giro en su política social demócrata. EU no va a proveer las armas porque no hay simpatía suficiente entre los sauditas y el presidente Obama. Los sauditas son más inclinados a un gobierno republicano en EU.
 
Llama la atención un artículo escrito por Josep María Montaner, “El Modelo Qatar”, publicado en el periódico El País, el 13 de marzo de 2014. Qatar ha sido seleccionado sede del mundial de fútbol para el año 2022. Su capital, Doha, tiene un crecimiento extraordinario de hoteles, rascacielos, barrios de lujo, museos y estadios, dentro de una sociedad tradicional machista y clasista, se basa en un sistema que esclaviza más de un millón de trabajadores emigrantes de India, Paquistán, Nepal, Egipto, Filipinas, etc., que tienen sus pasaportes requisados, o sea, que no pueden salir de Qatar sin el visto bueno de la monarquía o sus empleadores. Se les pagan los salarios más bajos del mundo, aveces no reciben sus salarios, servicios de salud muy restringidos, y falsas promesas de empleo y contratación, según Amnistía Internacional. 
 
Otra situación de horror es la falta de asistencia social humanitaria a las víctimas de Rana Plaza, en Bangladesh. Un edificio en terreno pantanoso que fue en sí una construcción de mala calidad y que albergaba sobre tres mil trabajadores de la industria textil, y colapsó hace aproximadamente un año. Fallecieron 1,132 trabajadores  y cerca de 2,000 heridos, muchos de los cuales no podrán regresar a trabajar, gran parte de ellas mujeres, que han quedado en situación muy precaria al igual que sus familias. La mayoría de las víctimas no han obtenido ninguna indemnización. Entre las entidades privadas que se niegan a ofrecer indemnización está Walmart. La única entidad que ha pagado indemnización es Primark, de Europa, unos $200 por víctima o el equivalente a seis meses de salario. Si de algo sirvió esta tragedia es reconocer, de cara al futuro, la necesidad de mejorar las condiciones de trabajo en la región. Ojalá que produzca resultados.
 
Moraleja, cuando usted eche gasolina a su auto recuerde que hay un impuesto de guerra.