ACEVEDO COLON &
VELEZ WAMPL

acvw@quiebras.com

Dirección Postal:

PO Box 4617
Carolina, PR 00984-4617

Dirección Física:

Avenida Fragoso
Frente a JCPenney
de Plaza Carolina
Ver Mapa

Tel. (787) 768-0085

La Ley para el Cumplimiento con las Deudas y para la Recuperacion de las Corporaciones Publicas o Ley de Quiebra Criolla

Publicado 21/07/14
Por JL Acevedo Colón

El 28 de junio el Gobierno de Puerto Rico promulgó la Ley 71 de 2014 (“la Ley71"), conocida popularmente como la “Ley de Quiebra Criolla”. Esta ley anticipa el problema que enfrentan instrumentalidades de gobierno que no puedan pagar sus obligaciones según vencen, y provee un marco legal para trabajar la situación atendiendo los intereses particulares de los bonistas, permitiendo que no se afecte el servicio público ni los intereses del Gobierno de Puerto Rico.

 
Existe un mecanismo tradicional que provee el código de quiebra federal para situaciones como éstas que se conoce como capítulo 9. Puerto Rico está excluido de esta legislación por razones que no se pueden explicar. Nuestro Comisionado Residente en el Congreso de Estados Unidos ha manifestado que tratará de lograr una enmienda a la ley federal de quiebra para incluir a
Puerto Rico. Pero mientras tanto, era necesario que el gobierno de Puerto Rico actuara y, hace bien al no sentarse a esperar por legislación federal, que muy probablemente no ocurra.
 
Las instrumentalidades del gobierno de Puerto Rico que se anticipa se acogerán a la Ley 71son la Autoridad de Energía Eléctrica y la Autoridad e Acueductos. ¿Que provee la Ley 71? Primero que nada mantener la capacidad de funcionar de ambas instrumentalidades. El interés de los bonistas, la mayoría de los cuales son entidades extranjeras, tienen como objetivo el cobro de lo que se les adeuda e intentarán remedios que pueden afectar seriamente el servicio como puede ser aumento de tarifas, más reducción de personal, refinanciamiento de la deuda en condiciones muy adversas, y comprometer fondos generales del gobierno de Puerto Rico. La Ley 71 provee un mecanismo que permitiría aplazar el pago de la deuda con el consentimiento de una super mayoría de los bonistas acreedores en un plan de reorganización aprobado por las partes interesadas. De no poder obtenerse un resultado satisfactorio se provee remedio para acudir al tribunal. La Ley 71 crea también una Sala Especializada para atender los casos bajo esta ley. La Juez  Presidente del Tribunal Supremo de Puerto Rico ha creado mediante Orden Administrativa esta sala especializada.
 
No todas las agencias e instrumentalidades del gobierno de Puerto Rico están autorizadas por la Ley 71 para utilizar este mecanismo. Las que sí pueden acogerse tienen primero que estar en medio de un problema de insolvencia para pagar deudas válidas a su vencimiento, sin ayuda de acciones legislativas o asistencia financiera adicional del ELA o del Banco Gubernamental de Fomento. 
 
No es momento para echar culpas sobre el estado de deterioro fiscal que abate a Puerto Rico. En este momento estamos donde estamos y punto, tenemos que buscar resolver. Nadie más puede hacerlo por nosotros. Si tenemos o no la capacidad legal, como territorio, sujeto a la supremacía de disposiciones legales federales para actuar como se hizo con esta legislación que es la Ley 71 podrá ser objeto de controversia judicial. De hecho ya hay varios pleitos radicados en el foro federal. Pero no podemos pecar de ingenuos, cuando el sistema federal nos ha excluido del capítulo 9 del código de quiebra, corresponde hacer lo que hay que hacer, una Ley de Quiebra Criolla. Si los beneficios que se derivan de una legislación como la que se provee en el capítulo 9
del código de quiebra, para los estados federales, los podemos hacer extensivos por legislación hecha aquí en Puerto Rico, que así sea.
 
Si la constitución federal, Artículo 1, sec. 8(4) estableció la facultad del gobierno federal de aprobar legislación uniforme para todo Estados Unidos en materia de quiebra, ¿por que tuvo que excluirse a Puerto Rico en las leyes aprobadas bajo esta autoridad en lo que respecta a sus instrumentalidades públicas? No estando disponible la legislación federal de quiebra a Puerto Rico con respecto a la solvencia de sus instrumentalidades públicas, le damos la bienvenida a la Ley 71.