ACEVEDO COLON &
VELEZ WAMPL

acvw@quiebras.com

Dirección Postal:

PO Box 4617
Carolina, PR 00984-4617

Dirección Física:

Avenida Fragoso
Frente a JCPenney
de Plaza Carolina
Ver Mapa

Tel. (787) 768-0085

Hogar Seguro y Quiebra Personal

Publicado 28/09/12
Por JL Acevedo Colón

Hace un año se aprobó por nuestra Asamblea Legislativa establecer como política pública la protección del hogar seguro absoluto en Puerto Rico. Desde entonces los hogares en Puerto Rico no responden por deudas, excepto por las hipotecas, contribuciones, y contratistas para reparaciones del hogar. Es la Ley 195 del 13 de septiembre de 2011. Específicamente excluyó los casos de quiebra, en cuyo caso aplicará lo que provee el código de quiebra, dice la ley. 

Esta legislación fue resultado de no poder proveer a los médicos legislación para aliviar el impacto en los casos de impericia médica. Al no poder establecerse un tope en las reclamaciones por impericia, se concedió la protección del hogar. Pero como la legislación no podía ser solo para beneficio de la clase médica se incluyó a todos los ciudadanos de Puerto Rico. 

Excluir los beneficios de hogar seguro a los casos de quiebra se hizo por desconocimiento y falta de rigurosidad en el estudio de la legislación aprobada. La ley de quiebra permite que los estados y los territorios establezcan la política pública respecto a la protección del hogar y toda otra propiedad personal de sus ciudadanos. El tribunal de quiebra, en el caso In Re: Viviana Pérez Hernández, Núm. 11-09608(ESL), determinó el pasado 13 de abril que la ley aprobada no se extendió a los casos de quiebra. La intención de la legislatura fue clara. 

Confrontados con el cabildeo de abogados que representan deudores en quiebra finalmente la legislatura extendió también a los casos de quiebra la protección del hogar seguro mediante la Ley 257 del 15 de septiembre de 2012. Pero al extenderlo mantuvo toda la legislación de protección de propiedad personal intacta. Si un deudor en quiebra pretende reclamar hogar seguro absoluto en quiebra tiene que utilizar la legislación de Puerto Rico para proteger sus bienes personales también por que así lo dispone la ley de quiebra. La protección que provee la ley puertorriqueña a la propiedad personal está en 32 L.P.R.A., sec. 1130. Es una legislación del año 1933 que no es enmendada desde 1973. Si observamos esta legislación se provee protección para armaduras de cama, maquinas de coser, instrumentos de labranza, semillas y granos, la cabaña de un minero, una vaca con su cría y una cerda con su crianza, dos bueyes, dos caballos o dos mulas y sus arneses, las planchas para el hogar, etc... 

El resultado de la extensión del hogar seguro a los casos de quiebra destapa esta realidad de abandono que existe respecto a la protección personal contra embargos y ejecuciones. Nuestra constitución de 1952, Artículo II, Sección 7, dispuso que las leyes determinarán un mínimo de propiedad y pertenencias no sujetas a embargo. No hace una lista de propiedad, lo dejó a discreción de la Asamblea Legislativa. Los abogados de deudores en quiebra han tenido que recurrir hasta ahora a la legislación supletoria que provee la ley federal de quiebra esperando por la acción legislativa. Finalmente han conseguido la concesión de hogar seguro absoluto que no puede ser de utilidad en términos generales hasta que se actualice la protección de la propiedad personal también.

 Al disponer hogar seguro absoluto Puerto Rico se equipara con otros 14 estados. Pero el hogar seguro está limitado de todas formas por la ley de quiebra. No es absoluto en los casos de quiebra, hay un tope. Proveer hogar seguro absoluto sin límite permite el abuso de que personas acaudaladas, con hogares de millones de dolares (puede ser un yate), no respondan por deudas personales con su hogar. No es lo que pensaron los miembros de la Asamblea Constituyente de 1952, y nada tiene que ver con proteger un techo a una persona o familia frente a embargos o ejecuciones. 

Para que la legislación de hogar seguro tenga vigencia efectiva en los casos de quiebra es necesario actualizar la legislación de protección personal también. De todas formas hay que actualizar la legislación de protección de propiedad personal en Puerto Rico. Proponemos incorporar la protección de propiedad personal que provee la ley de quiebra a la legislación de Puerto Rico, y hacerla extensiva a los casos de quiebra también. Para la protección federal de propiedad personal véase 11 U.S.C. 522(d). ¿No era igualdad lo que proponía el gobierno de turno?