ACEVEDO COLON &
VELEZ WAMPL

acvw@quiebras.com

Dirección Postal:

PO Box 4617
Carolina, PR 00984-4617

Dirección Física:

Avenida Fragoso
Frente a JCPenney
de Plaza Carolina
Ver Mapa

Tel. (787) 768-0085

Gasoducto, una "Vía Verde" llena de contradicciones

Publicado 01/10/10
Por JL Acevedo Colón

"Contra viento y marea." Así se expresó recientemente Luis Fortuño, gobernador, sobre la construcción de un gasoducto bautizado ‘Vía Verde’ que va a rasurar la isla de Puerto Rico en una franja de 100 metros de ancho desde el sur en Peñuelas hasta el norte entre Arecibo y Cataño, antes de las elecciones del 2012, para transportar energía no renovable. Para lograrlo con toda la prisa que se interesa el gobierno declaró un estado de emergencia energética. El proyecto ha sido aprobado de forma antidemocrática y es contrario a la plataforma de gobierno del partido político (PNP), y su compromiso electoral.

Expertos y científicos han evaluado este proyecto bajo el auspicio de Casa Pueblo de Adjuntas, entidad ambientalista que ha realizado importantes aportaciones al país, desde su lucha contra la explotación minera desde finales de los años ochenta hasta el presente. La evaluación vamos a resumirla pero sugerimos su lectura completa.

* El área de impacto incluye unas 1,500 cuerdas de bosques que albergan biodiversidad y son acueductos naturales que protegen el agua para el país.

* La ruta del gasoducto tiene 146 km de largo y un radio de impacto potencial de 100 metros de ancho que dará acceso a maquinaria y materiales de construcción. Se requerirá un corte extensivo de vegetación y corteza terrestre. El impacto en el movimiento de tierra se estima en 8,235,230 metros cúbicos.

* Una franja de 100 metros de ancho aumenta su efecto ecológico de borde en 50 metros adicionales al alterar condiciones de microclima, humedad, temperatura e iluminación y por tanto: (i) pérdida de biodiversidad, (ii) entrada de especies exóticas, invasivas y patógenos, (iii) facilitando disturbios como fuegos forestales y entrada de especies domésticas que afectarán la avifauna, (iv) segmentando el ecosistema a especies que requieren continuidad.

* Cientos de manantiales y áreas de flujo se afectarán en la construcción y mantenimiento. Destrucción de afluentes, aumento de sedimentación, cambios a la dinámica hídrica de los bosques que facilitará escorrentías y erosión.

* La ruta del gasoducto incluye 106 km por la zona del karso, formación ecológica que alberga biodiversidad y nutre el Gran Acuífero del Norte. Este acuífero suple más de 25% de la demanda total de agua del país sirviendo industrias, riego agrícola y uso doméstico. La presencia de sumideros y áreas inestables provoca frecuentes derrumbes.

* Impacta 106 cuerdas de café, 305 cuerdas de heno, 329 cuerdas de otras actividades agrícolas.

* La ruta atraviesa suelos inestables con pendientes altísimas de hasta 3,000 pies sobre el nivel del mar en Adjuntas con una precipitación anual de 80 pulgadas propensos a deslizamientos, y cruza dos fallas sísmicas.

* Afecta 51 comunidades, por la orilla de carretera pasa frente a Levittown. La tubería queda expuesta en tramos de la PR10 donde transitan unos 13,104 autos por día.

* El ahorro en combustible para el consumidor será de un 18% y no 30% como informa la AEE, pero ese ahorro se diluirá por: el pago de la deuda de construcción del gasoducto, conversión de las plantas generadoras a gas natural, y costos de operación y mantenimiento.

* La creación de unos 4,000 empleos directos e indirectos es solo durante la etapa de construcción.

* La inversión de unos 350 millones de dólares para el proyecto no contempla costos escondidos, por ej., el costo de conversión de las plantas de petróleo a gas. Así sucedió con los proyectos del tren urbano y el Coliseo de Puerto Rico, inclusive hasta un100% mayor que aquel inicialmente presentado al país.

* El 70% del combustible necesario estará bajo el control de un solo suplidor en un solo punto de descargue (Ecoeléctrica), sujeto a eventualidades tales como accidentes, huracanes, terremotos, tsunamis, actos terroristas, etc. Este monopolio afectará los precios.

* Se trata de sustituir un combustible no renovable por otro menos contaminante. Continúa la dependencia de combustible fósil, un cambio de Cartel de Petróleo por Cartel de Gas.

* La aprobación del gasoducto ha sido mediante un proceso antidemocrático sin contar con la participación de gobiernos municipales, comunidades, organizaciones no gubernamentales, cívicas, religiosas, entre otras, sin celebrar vistas públicas o escuchar al pueblo lo que provoca gran desconfianza en el país.

 * Estando en la oposición el actual gobernador de Puerto Rico descartó el proyecto del Gasoducto del Sur ante los reclamos de las comunidades debido al alto riesgo del mismo lo que es similar a la nueva propuesta.

 

1. El gas natural tiene un valor parcial como combustible de transición. Se puede y debe convertir la Planta de Aguirre en Guayama a gas natural mediante transporte en barcazas u otros medios que no sean por tierra. Esta medida junto a la producción de Ecoeléctrica y pronto Costa Sur conseguiría que un 55% de la capacidad funcione a base de gas natural que puede representar hasta el 71% de la demanda real.

2. Establecer facilidades de descargue de combustible y almacenaje en la planta de San Juan. En base a la inversión de Ecoeléctrica el costo de estas facilidades sería de unos 150 millones de dólares. Esta medida coloca el control de acceso y distribución en la zona norte y rompe el monopolio de entrada de gas natural de Ecoeléctrica. Además, se reduce la vulnerabilidad de un solo punto de acceso.

3. Mantener la Planta de Cambalache operando como se diseñó ya que tiene una reducida capacidad de generación.

Alternativa de transición a energía verde

1. Alcanzar un 15% de fuentes de energía renovable para el 2015 mediante generación distribuida con sistemas fotovoltaicos, medición neta y otras tecnologías verdaderamente verdes como propone el estudio preparado por la UPR Recinto de Mayaguez para la Administración de Asuntos Energéticos de Puerto Rico: utilizando el 65% de los techos de las residencias del País se podría generar con paneles fotovoltaicos toda la energía que necesitamos en las horas pico (la más costosa).

La mera instalación de los paneles fotovoltaicos en escuelas y edificios públicos creará un efecto multiplicador en la economía, generando empresas de fabricación de paneles solares y accesorios, creando miles de empleos en la fabricación e instalación, además de la compra de tubería, herraje, cables, equipos eléctricos, etc. Esto provocará un cambio en la ciudadanía al asumir responsabilidades protegiendo el ambiente y la capa de ozono. Puerto Rico puede ser un País modelo para el mundo. Una política pública para que futuras inversiones del país sean en energía renovable y no más compromisos económicos con tecnologías viejas y ambientalmente incompatibles.

Aún con fluctuaciones en los precios de combustible, el ahorro es permanente. La energía del sol es gratis, recurrente, sin riesgos de explosividad, no es contaminante, no genera ruidos o daños al paisaje y promueve aumento en el valor de la propiedad.

Alcanzar 15% de generación de fuentes renovables implicaría 15% menos del combustible necesario. En el año 2008, sobre $2,400 millones se pagaron por combustible. Alcanzar la meta de 15% para el 2015 significa un ahorro para el País de $360 millones solo en la compra de combustible. Continuar aumentando la capacidad de renovables producirá un efecto multiplicador para una economía verde, creando miles de empleos permanentes, bien pagos a lo largo y ancho de Puerto Rico. Con la aportación privada de un 25%, la inversión de alcanzar 15% de fotovoltaico instalado se recuperaría en 6 años.

2. Promover la reducción de consumo de energía en los hogares, lugares públicos, escuelas, centro de trabajo, empresas, entre otros con la meta de alcanzar un 10% para el 2015 con sistemas más eficientes de iluminación, refrigeración, calentamiento de agua y otros como acondicionadores de aire híbridos de sobre 24,000 BTU’s que están disponibles con el diseño de ingeniería de empresarios puertorriqueños que consumen hasta 60% menos que los convencionales. Reeducar sobre la responsabilidad de economizar energía eléctrica es fundamental para el comportamiento humano que conlleva además ética y valores pensando en próximas generaciones.

Un 10% menos consumo de combustible representa $240 millones más al año en nuestra economía. Ambas metas, 15% en renovables y 10% reducción de consumo representa una economía de $600 millones anuales y casi equiparan la capacidad instalada en la costa norte a un rol terciario e invertir en un gasoducto lo hace aún más inecesario.

Hasta aquí hemos resumido la evaluación de Casa Pueblo de Adjuntas. No queremos dejar de mencionar que, según informa el periódico New York Times, en su edición del 24 de septiembre de 2010, existe gran preocupación por la infraestructura de las líneas de gas en los Estados Unidos. La reglamentación y supervisión, tanto a nivel federal como de los estados, ha permitido diversos accidentes fatales como el ocurrido en San Bruno, California este mes destruyendo unas 50 residencias, matando 4 personas hasta ahora y otros heridos. La naturaleza de una explosión de un gasoducto no está lejos de la fuerza de una explosión militar nos informa el artículo del NY Times.

De acuerdo al grupo ambientalista italiano Legambiente sobre 800 comunidades en Italia ahora están produciendo más energía de fuentes renovables que la que utilizan. Mediante un sistema adecuado de medición esta energía puede ser vendida. Pero Luis Fortuño, gobernador, nos pretende imponer, "contra viento y marea" su proyecto de gasoducto que de seguro puede convertirse en otro elefante blanco como el tren urbano que saldrá mucho más costoso que lo proyectado y que necesitará muchísimo dinero mantener perjudicando aún mas la economía de Puerto Rico. El llamado es a evitarlo a toda costa, "contra viento y marea".

 

 

Propuesta de uso de gas natural