ACEVEDO COLON &
VELEZ WAMPL

acvw@quiebras.com

Dirección Postal:

PO Box 4617
Carolina, PR 00984-4617

Dirección Física:

Avenida Fragoso
Frente a JCPenney
de Plaza Carolina
Ver Mapa

Tel. (787) 768-0085

El Lado Obscuro de la Asesoría Financiera

Publicado 31/03/13
Por JL Acevedo Colón

Unos de los problemas que tradicionalmente se asocia a la necesidad de recurrir al proceso de quiebra es la dificultad para rehacer el crédito. Los supuestos asesores financieros nos ofrecen alternativas constantemente “para evitar la quiebra”.

El historial de crédito de una persona no necesariamente hace referencia a irresponsabilidad personal, predisposición al consumo innecesario, o pobre aptitud al trabajo. Es más correcto señalar que la educación financiera que se provee generalmente a la comunidad contiene mucha información que no llena las expectativas mínimas de educación. Gran parte del consejo financiero no toma en cuenta la pérdida de empleo, sub-empleo, problemas de salud y los altos intereses de nuestra deuda. La deuda de los préstamos de estudio particularmente hace crisis. Se daña cualquiera que sea nuestro mejor esfuerzo cuando, aún teniendo la capacidad de ahorrar, los intereses sobre nuestro ahorro son casi nada, unido al desplome de valor de nuestra residencia principal y otros eventos de nuestra vida cotidiana.

La inseguridad y la desesperación han promovido un gran negocio lucrativo en la venta de servicios financieros a las personas de la tercera edad. La asesora financiera Suze Orman es una figura cimera en este negocio. Su afiliación a entidades en la industria de crédito, véase FICO y Lending Tree, ha levantado cuestionamientos serios sobre su imparcialidad. Sus consejos sobre inversión carecen de valor en la medida en que no toma en cuenta la pobre capacidad de mucha de su audiencia para haberse permitido ahorrar. La necesidad de educación financiera es una gran verdad de fondo, explotada constantemente por la industria de asesoría de crédito.

Mientras no veamos el problema como un asunto de justicia social, y de desigualdad en el ingreso distribuido, podemos anticipar que todo el esquema de educación financiera es, en gran medida, una pérdida de tiempo y recursos. Mientras el ingreso de las personas más acaudaladas aumenta, se reduce el ingreso de la mayoría.

Recomendamos a nuestros lectores un libro recién publicado que expone sobre el lado obscuro de la asesoría financiera en nuestro tiempo: Helaine Olen, “Pound Foolish: Exposing the Dark Side of the Personal Finance Industry”.