ACEVEDO COLON &
VELEZ WAMPL

acvw@quiebras.com

Dirección Postal:

PO Box 4617
Carolina, PR 00984-4617

Dirección Física:

Avenida Fragoso
Frente a JCPenney
de Plaza Carolina
Ver Mapa

Tel. (787) 768-0085

Beneficios Adquiridos, Acreedores, Ciudades en Quiebra

Publicado 14/04/13
Por JL Acevedo Colón

Un importante precedente podría establecerse mediante el cual las cortes de quiebra podrían reducir beneficios de pensiones de empleados gubernamentales y afectar bonistas acreedores.

La ciudad de Stockton, California, está tratando de renegociar sus deudas en el tribunal de quiebra. Después de una reducción significativa de servicios públicos que ha disparado las estadísticas sobre criminalidad, la ciudad tiene un déficit de unos 26 millones de dólares. Es una ciudad de unos 300,000 habitantes, aproximadamente un 25% menos que la municipalidad de San Juan, Puerto Rico. Una cuarta parte de su fuerza policiaca ha sido reducida por economía. Otras ciudades como San Bernardino ya han recurrido a quiebra y muchas otras están en situación muy precaria.

Para lidiar con el problema la ciudad de Stockton ha solicitado reestructurar su deuda con sus acreedores, mayormente tenedores de bonos emitidos por la ciudad, y compañías aseguradoras que han garantizado parte de esos bonos emitidos. Los acreedores demandan que la ciudad reduzca beneficios de los 30 millones de dólares anuales que reciben unos 2,400 pensionados retirados. Estos acreedores alegan que la ley de quiebra permite afectar beneficios adquiridos, pasando por encima de las leyes estatales.La ciudad afirma no tener la intención de recortar las pensiones aunque ha reducido parte de los beneficios médicos.

Hasta donde puede la corte de quiebra afectar beneficios adquiridos bajo las leyes de estado es una pregunta que probablemente llegará hasta el tribunal supremo federal. Las leyes federales tienen supremacía sobre las leyes de los estados. Sin embargo, como cualquier acreedor en quiebra, podrían también los acreedores verse afectados en sus propios derechos adquiridos. Hicieron probablemente un mal negocio invirtiendo en bonos en tiempos de bonanza económica y pueden tener que enfrentar grandes pérdidas.

De alguna manera la corte de quiebra deberá encontrar una solución negociada que afecte y a la vez proteja los intereses de ambas partes. Si la ciudad no puede enfrentar el pago de beneficio a sus pensionados como establece la ley, y no puede pagar a sus acreedores simultáneamente, tendría que venir una solución impuesta por la corte que puede anticiparse será apelada. Como puede una decisión en el caso de Stockton afectar nuestra propia crisis con los sistemas de retiro aquí en Puerto Rico es tema para otra ocasión.